Equitación y Lumbalgia

Las lumbalgias crónicas son frecuentemente a causa de malas posturas en nuestra vida diaria o de una inactividad generalizada que llevan a la pérdida del tomo muscular abdominal y lumbar.

La lumbalgia, es quizá la lesión más frecuente asociada a la equitación.

equitación

Causa frecuentes

  • Por un mal gesto técnico en la postura y asiento del jinete
  • Contracturas musculares por falta de calentamiento y estiramientos
  • Síndrome facetario, que es un deterioro de la congruencia articular entre las apófisis articulares de dos vértebras adyacentes como consecuencia de una anomalía anatómica lumbar o patología (espondilólisis espondilolistesis o escoliosis) o por una sobrecarga mecánica en sedestación , bipedestación  mantenida o en deportes de impacto lumbar como es la hípica. generando dolor lumbar, contracturas musculares, limitación de la movilidad lumbar, dificultad para el descanso nocturno  y en ocasiones irradiación a miembros inferiores

En función de la etiología  hay que planificar un plan terapéutico que irá, desde medidas posturales, fisioterapia, plan personalizado de entrenamientos, tratamiento analgésico y/o antiinflamatorio.

Hay una serie de contraindicaciones para los que quieran iniciarse, que desaconsejan este deporte a niños, adolescentes y adultos por lo que van a precisar un reconocimiento médico deportivo específico para el despistaje de estas patologías.

  • Escoliosis graves y evolutivas
  • Espondilolistesis a partir del grado II
  • Hiperlordosis severas
  • Patologías infecciosas del disco vertebral

 

La práctica de la equitación  bien dirigida por un monitor que conozca los posibles daños del raquis  del  jinete, pueden prevenir en gran parte esa patología crónica.

Contrariamente a lo esperado la práctica de la equitación refuerza la cintura abdominal y dorsal reduciendo las posibles lesiones del raquis lumbar.

equitación2

¡Anímate y practica este bello deporte!

 

ESGUINCE DE 1º GRADO. RECUPERACIÓN ACTIVA.

Captura 1

El esguince del Ligamento Lateral Externo es el más frecuente en el mundo del deporte. Se produce por un mecanismo lesional sobrepasando el movimiento de inversión y flexión plantar donde se ven afectados los ligamentos estabilizadores del tobillo.  Hay 3 grados de esguince aunque hoy hablaremos del primer grado para aconsejaros sobre algunos ejercicios que ayudaran a la rehabilitación del tobillo.

  • GRADOS

En el  esguince de I grado se produce una distensión de los ligamentos(peroneoastragalino anterior y posterior, calcaneoperoneo…), que relacionan el tobillo y proporcionan la estabilidad de éste.

Cuando se produce un desgarro parcial de las fibras ligamentosas estaríamos hablando de un esguince de II grado.

Y  el más grave de todos, cuando se produce un desgarro ligamentoso, un esguince de grado III, donde la solución suele ser quirúrgica.

 

  • SINTOMAS

En el esguince de I grado los síntomas que suelen aparecer son: Inflamación, a veces ligero hematoma, dolor en apoyo y movimiento (sobre todo la inversión).

 

  • RECUPERACION ACTIVA

A continuación vamos a explicar una serie de ejercicios que ayudaran a la recuperación del tobillo y facilitar la reparación de los ligamentos afectados.

 

Empezaremos con unos ejercicios en decúbito supino:

  • Movilidad en todos los rangos articulares

Captura 3 Eversion                                                                 Inversion

 

Captura             Flexion Plantar                              Extension o flexion dorsal

 

  • Otro ejercicio que podemos realizar es escribir el abecedario con el pie, para ello, estando sentados, tomamos como referencia el 1º dedo del pie, e intentaremos escribir todas las letras en el aire, tanto minúsculas como mayúsculas.Con este ejercicio pondremos en uso todos los músculos del pie y moveremos todos ligamentos.

Captura 4

En sedestación:

  • Empezamos a trabajar ligeramente la musculatura anterior y posterior de la pierna con movimientos de punta y talón teniendo la pierna angulada en 90º cadera, rodilla y tobillo.

 

Captura 5

 

  • Trabajar la musculatura del antepié “arrugando” los dedos en una toalla, un paño, papel…

 

Captura 6

Trabajo propioceptivo con pelota… aunque tambien podemos trabajar la movilidad y propiocepción con el plato de Voler.

 

Captura 7Sin título 2

Para  finalizar usamos los baños de contraste:

 

Los baños de contraste o baños de frio-calor, es un tratamiento que se ha usado desde antaño, con el objetivo de tratar lesiones traumáticas. Esta técnica resalta por su sencillez y eficacia ¡y solo necesitas dos cubetas!

 

Pasos a seguir en los baños de contraste:

  1. Meter el pie en un recipiente con agua caliente, entre 34º y 44º; 1 min.

 

  1. Cambiar al recipiente de agua fría, entre 10º y 20 º; 1 min

 

  1. Repetir entre 4 y 5 veces (10 o 15 min).

 

 Importante: Acabar con el recipiente de agua fría

 

Sin títuloSin título 3

 

Beneficios de los baños de contraste:

  • Aumento del riego sanguíneo y estimulación de vasodilatación y vasoconstricción.
  • Limpieza de los tejidos y reducción de los edemas.
  • Disminución de la rigidez y dolor previo a la rehabilitación y ejercicio.
  • Movilización y estimulación del sistema nervioso autónomo.
  • Indicaciones de los baños de contraste